Los primeros pasos

 

Habíamos dejado a Dronne en Didjelli, Argelia, recibiendo de Leclerc la orden de hacerse cargo de la compañía de españoles. Era el punto de partida de un viaje cuya primera etapa les llevaría, por tren, a Bordj Skirat, un rudimentario fuerte marroquí situado entre Casablanca y Rabat. Estamos en los últimos días de octubre de 1943.

 

El moderno material estadounidense había llegado a Casablanca y era preciso tomar posesión de él. Para ello la compañía se desplazó a Anfa, donde, bajo la dirección de los ingenieros y monitores del US Army procedieron a montar los vehículos y a aprender su manejo. Después de un mes de aprendizaje básico, volvieron a Bordj Skirat, donde permanecerían hasta la primavera de 1944, convirtiéndose en una unidad de infantería mecanizada.

 

Para los españoles que se alistaron en 1943 en la 2DB, la idea misma de una División Acorazada debería resultar verdaderamente exótica, después de su experiencia en una guerra tan anticuada en planteamientos tácticos como la Guerra Civil Española.

Sin duda no debió ser fácil sustituir sus hábitos de soldados de infantería tradicional, que marchaban a pie o en tren, que cavaban trincheras y que atacaban frontalmente a la bayoneta por los del infante mecanizado de la Segunda Guerra Mundial. Ahora se trataba de aprender a combatir desplazándose rápidamente en potentes vehículos y con modernas armas automáticas. El RMT fue dotado de modernos half-tracks, vehículos semiorugas de 9 toneladas aptos para desplazarse por todos los terrenos acompañando a los carros de combate, de quienes serían la infantería. Contarían con armas individuales  de mucha mayor calidad que los mosquetones de 1936, ametralladoras ligeras y pesadas, morteros de 60 mm, cañones anticarros de 57mm. y piezas tan “exóticas” como los novedosos bazookas. Nada que ver, por tanto, con lo que habían conocido hasta entonces. Pero a pesar de las dificultades, los españoles se adaptaron perfectamente a sus nuevas armas y a la moderna forma de hacer la guerra. La Nueve, en palabras de Fábregas , era ya “una orquesta con buenos músicos y buenos instrumentos. Si hubiésemos tenido eso en España...”

Siguiendo la costumbre francesa de “bautizar” a todos los vehículos, los españoles de La Nueve darán a sus half-tracks los nombres de las batallas de la guerra civil: Teruel, Ebro, Brunete, Madrid, Belchite, Guadalajara... También  otros tópicamente evocadores como Don Quijote, o España Cañí. Y otros franceses como Résistence, Libération, Nous Voilà, les Pingouins. Faltaba el nombre del half-track de mando. Después de pensar en varias opciones, Dronne obtuvo el consenso: puesto que consideraba que sus hombres “parecían una banda de cosacos” ningún nombre mejor, para llamar al semioruga que “Les Cosaques” Todos esos nombres quedarán  indisolublemente unidos a la leyenda de La Nueve.

Tras un periodo de intensa instrucción, a finales de mayo de 1944 la 2e. D. B. es trasladada a Inglaterra donde velará la espera de su desembarco en Francia. Antes de desembarcar, Dronne arenga a sus hombres acerca de lo que se van a encontrar. La opinión pública británica no tiene una buena opinión de los franceses, y menos de los “rojos españoles”,a los que algunos atribuyen la comisión de atrocidades durante la Guerra Civil. Por eso es necesario que muestren a los británicos que sus prejuicios son infundados, que se comporten como embajadores de su país y como hombres de honor, mostrando un comportamiento impecable. No habrá problemas de disciplina, y el comportamiento de los españoles será, en efecto, impecable.

A la espera del momento de saltar a Francia, el entrenamiento continúa en un entorno muy distinto al norteafricano. El paisaje de York, sus praderas, los “pubs”,la hospitalidad de los británicos, el inagotable avituallamiento de provisiones estadounidenses son novedades absolutas para los españoles. Serán sus mejores días desde que salieron de España. El 6 de junio se produce el asalto aliado sobre Normandía. Se sigue con inquietud el desarrollo de los acontecimientos, a sabiendas de que el momento de la verdad se aproxima. Pero aún pasarán casi dos meses antes de que la 2e DB ponga pie en tierra francesa. Finalmente, el 30 de julio se produce el embarque en Southampton y el 1 de agosto los primeros elementos del la División desembarcan en la playa de Utah.

Normandía

Tras una tensa espera en el barco que la ha transportado hasta Francia, La Nueve desembarca el 4 de agosto,  cantando “La cucaracha” por la lentitud de la compleja operación. La división se pone en marcha con la misión de apoyar a los estadounidenses  frente al contraataque alemán en Mortain. En esos primeros días el III Batallón del RMT está en reserva, así que la Nueve tardará algún tiempo en entrar en combate. Es en ese periodo cuando el teniente español Antonio Van Baumbergen, “Wamba” es sustituido como segundo en el mando de La Nueve por Amado Granell.

La 2e. D. B. se organiza, a la manera de los “combat teams” estadounidenses, en tres “Groupements Tactiques”, una organización que recuerda lejanamente a las Brigadas Mixtas de la Guerra Civil: un batallón del RMT  acompaña a un regimiento de carros más un grupo de artillería, cazacarros, reconocimiento...El tercer batallón, al que pertenece La Nueve, será adscrito al Groupement Tactique Warabiot, o G.T.V

La toma del puente sobre el Sarthe y de Alençon abre el camino para que la 2e DB participe en una de las operaciones más famosa de toda la guerra: la reducción de la bolsa de Falaise, que supondrá el colapso alemán en Francia. Para la Nueve, es también el primero de los muchos momentos de coraje y sufrimiento que deberá vivir hasta el fin de la guerra.

Bautismo de fuego en Ecouché

Después de un rápido combate en Vieux- Bourg, en el que La Nueve destruye varios vehículos alemanes disparando desde los half-tracks, el 13 de agosto los "cosacos" entran a la carga en Ecouché, destruyendo más vehículos a su paso. El pueblo queda dominado, pero será en su aseguramiento en donde se producirán los combates más violentos. El día 14, sin embargo, el principal enemigo será la aviación estadounidense, que vierte “fuego amigo” sobre la Compañía. A la caída de la tarde, el adjudant-chef  Campos y el sergent-chef Juanito”Reiter han imaginado un audaz golpe de mano y se infiltran con dos half- tracks en terreno alemán llegando a un castillo en el que capturan 129 prisioneros, entre ellos un coronel. El día 15 La Nueve es cañoneada por los alemanes...y nuevamente por los propios americanos. Finalmente, el día 16 se percibe que existen intentos de penetración alemana en el pueblo. Dronne entiende que con sus efectivos no podrá defender Ecouché, así que decide que la mejor opción es atacar antes de ser atacado. Protegido por el fuego de los morteros asalta las posiciones alemanas, y allí encontrará la muerte el sergent-chef Constantino Pujol, siendo herido su hermano, Fermín. También, Luis del Águila y el veterano prusiano Poreski. El contraataque ha sorprendido a los alemanes, pero aún así mantienen el cerco y el cañoneo durante el 17 de agosto. En la tarde de ese día, después de un nuevo intento de infiltración alemán, Campos dirige un violento contraataque contra un numeroso grupo de SS durante el que Roberto Helio morirá a causa de las heridas recibidas. Por fin, el día 18 La Nueve enlaza con una columna británica. Ha sufrido 7 muertos y 10 heridos graves, pero ha sido un éxito táctico.

Hacia París

La Nueve descansa en Ecouché hasta que el 23 de agosto, a las 6 de la mañana, se da la orden de salida. El destino es París, cuya ocupación ha sido rehusada por el mando aliado en un principio y por razones logísticas, para después ser aceptado a causa de las presiones de De Gaulle y, sobre todo, por la sublevación popular que amenaza concluir con la destrucción de la ciudad..

La Nueve, junto a otras unidades de su División, sale desde la localidad de Limours a las 7 hs. del 24 de agosto de 1.944 en dirección a París, vía Arpajon-Longjumeau-Antony, por la carretera nacional 20. Dronne, ha establecido con sus jefes de sección las pautas de un itinerario que, en su opinión, puede resultar peligroso por su trazado, expuesto y propicio a emboscadas. La columna mecanizada atraviesa varios pequeños pueblos, donde, a pesar de la hora, son recibidos de manera calurosa por la población.

     
1   2    -3-    4    5    6